avina kei issue 6 es

Avina-Kei

Llevar moda alternativa japonesa no fue mi primera incursión en lo de destacar entre la multitud. Me crié en un pequeño pueblo rural que apenas tenía farolas y era la única niña india en un radio de 25 kilómetros, lo que me llevó a una infancia en la que tuve que corregir ideas equivocadas continuamente, desafiar las normas impuestas y luchar para que me aceptaran.

Justo después de los atentados del 11 de septiembre, mantener la cabeza baja era una estrategia de supervivencia cuando eras la única chica morena en una pequeña escuela secundaria. Sin embargo, durante los fines de semana, un grupo de buenos amigos y yo empezamos a hacer pinitos en la moda alternativa que tanto adoraba.

Por consiguiente, durante la secundaria mi familia se preocupaba cuando expresaba mi interés en imitar mis estilos favoritos de FRUiTS.

Esto me condujo a llevar moda Lolita con más frecuencia en la universidad. No obstante, me llevó todavía más tiempo dejar de rechazar firmemente mis raíces indias, ya que no quería comportarme como alguien “demasiado orgullosa” de su herencia por si ello resultaba en acoso. Mostraba aversión cuando la gente se refería a mí como “la Lolita india”.

Pero unos años después, quise reivindicar mi herencia de nuevo. En una época en la que parece que todo el mundo lleva un bindi (punto decorativo hindú en la frente) en Coachella, ¡quería mostrar que también era importante lucir las ropas del sudeste asiático en cuerpos del sudeste asiático! Y quería combinarlo con la moda alternativa con la que crecí en mi adolescencia y que tanto me gustaba.

Actualmente, la mayoría de mis conjuntos incorporan algún aspecto de mi cultura. Ya sea con distintivos tradicionales y maquillaje, joyas intrincadas o tejidos familiares… quiero abrazar mi colorida cultura.

Una de mis cosas favoritas es llevar joyería india. También he llevado apliques de encaje en las manos para evocar la textura del henna tradicional, un método para dibujar temporalmente diseños complejos en tu piel.

Aunque muchas de mis inspiraciones principales en la moda no vinieron de la India, a través de los años, mis conjuntos dibujan una línea temporal hacia la apreciación y orgullo por mi cultura. La autoexpresión y el amor propio tienen muchas formas, y me emocionaba ver que la moda era el canal de mi cambio.

La belleza de la moda alternativa reside en que nunca causa el mismo proceso o evolución en cada persona. No existe la presión de asimilar algo completamente y tu personalidad siempre brilla a través de aquello que decides llevar. No puedo separar mi historia de mis experiencias… y mi estilo personal refleja eso.

Photography: imPhotography (@imPhotography)

Related Posts:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *